12 de marzo de 2012

Ajedrez


El día que los peones hicieron huelga,


la partida no empezó.


Por el tablero, los caballos

saltaron desbocados y aturdidos.

Los alfiles se enraizaron

y las torres menguaron

ante la muralla titánica de hombres.


Sin distinción por color,


facción unida de los dieciséis

peones que lucharon

por no morir los primeros.


El día que los peones se rebelaron


contra su vida azacana, 

cada mesnada mató a su rey.

No hay comentarios: